sábado, 18 de octubre de 2014

FRANCISCO DOS SANTOS




dádiva

o homem

passa

sob a grande árvore





cai

uma flor amarela






dádiva

el hombre

pasa

bajo el gran árbol





cae

una flor amarilla











sob o céu azul de um dia claro 

pássaro

sob o céu azul de um dia claro 

flor

sob o céu azul de um dia claro 

cão 

sob o céu azul de um dia claro    

homem

sob o céu azul de um dia claro                            vaso abandonado











bajo el cielo azul de un día claro

pájaro

bajo el cielo azul de un día claro

flor

bajo el cielo azul de un día claro

can

bajo el cielo azul de un día claro

hombre

bajo el cielo azul de un día claro                          jarrón abandonado



























último poema/ todos los/ adornos/ del cuerpo/ retirados/         

la cuadratura del cuarto exacta como un cubo de vidrio/ entre sus ojos un árbol

florece






último poema/ todos los/ adornos/ del cuerpo/ retirados/         

la cuadratura del cuarto exacta como un cubo de vidrio/ entre sus ojos un árbol

florece


*Del libro "M" (1991-1996).
Traducción de Víctor Sosa.





Francisco dos Santos nació en Brasil en 1967. Ha publicado, entre otros libros, Topografia de um homem urbano (1986/2001), O golpe do anti-ceifo (1986/2001), Exergue, vols. I, II e III (1986/ 2007), Lá longe não há Manhattan, vols. I, II, III e IV (1986/2008), Diálogo com Goya (2000/ 2002), Diálogo com Goya e outros diálogos (2007), y A imagem sem centro - Brevíssima de poesia (2009). Dirige la Editorial Lumme. 

http://www.franciscodossantos.com.br/ogolpedoanticeifo/ 



martes, 14 de octubre de 2014

ANÍBAL CRISTOBO (4)



ACÚSTICO

La vez pasada
sintetizábamos los movimientos de un cuerpo
mientras lo es, cuando nos detuvimos: iniciamos pleamar
y bajamar, y difícilmente
le hayamos asignado un valor a la distancia entre ambas
en la arena, más que el de una gaviota
que de pronto volvió sobre sus pasos, observándonos. Sobre los márgenes
de su caminar aleatorio, comparamos los diseños firmados por las algas
y el yodo con la exclusividad con que una ola
se anuncia, en la campaña de sus
grandes marcas: "ésta es mi asimetría memorable".

No nos inclinamos a pensar:
presenciamos su spot minimalista, intuyendo
sus sonidos idénticos mientras se desvanecen
y su desvanecerse mientras lo son
- hasta que el análisis espectral resulte negativo,
infinito, o igual al dibujo que la sombra de un ave
traza sobre tu espalda.-







LO ÚLTIMO EN TORTUGAS

Un año después tu obsesión por los artículos náuticos
se había corregido: de haberte ausentado, la maestra
del pueblo habría rematado tu colección
de nudos, convencida de que eran los culpables
de nuestra mala suerte; y hubieras visto -eso si regresabas- a las chicas
intercambiando tus libros sobre albatros. Ya habíamos sufrido
demasiado, mientras tus hijos jugaban con escotillas de bronce. "Lo peor
es que las cosas siempre tienen un nombre
distinto", había dicho uno.

Me felicitaron, me preguntaron a qué me dedicaría
ahora, si utilizaría los conocimientos ganados
con tu caso. El municipio
insistía en regalarme su loro emblemático; pero en el garaje,
todas mis reflexiones terminaban así: "¿quiero, verdaderamente,
convertirme en un experto en pérdidas?"







Aníbal Cristobo nació en Buenos Aires el 1 de septiembre de 1971. Entre 1996 y 2001 vivió en Río de Janeiro, donde publicó Teste da Iguana (Ed. Sette Letras, 1997) y jet-lag (Ed. Moby Dick, 2002). En 2002 publicó, con el subsidio de la Fundación Antorchas, krill (Ed. Tsé-Tsé). Actualmente reside en Barcelona. En 2005 publicó Miniaturas Kinéticas (Ed. Cosac&Naify, São Paulo), libro que reúne su obra poética editada hasta ese momento. Posteriormente, en 2012, publicó Krakatoa (Zindo & Gafuri). Desde el 2012 dirige la editora de poesía Kriller71 (www.kriller71ediciones.com).


*Para leer otros poemas de Aníbal, 
pinchad en el siguiente enlace.





domingo, 5 de octubre de 2014

ROGER SANTIVÁÑEZ

  


INTRO

 
El primer canto que escuché de New Port

Fue el asalto de dieciseis fusiles automáticos

Perpetrado por el famoso Vietnam Guerra



Eso fue en mis días de habitante del Rímac

Cuando fumaba pasta todas las noches

Con los patas del barrio en Bellavista



Vietnam se ganó un canazo de dos años

& fue por supuesto expulsado de la marina

Después se fue a vivir a mi casa rimense



Allí fue donde me contó la historia del asalto

Mientras poco a poco & con sonrisas pendejas

Se tiraba todos los libros de mi santa biblioteca



Cuando caminábamos en las duras madrugadas

Vietnam fungía de mi guardaespaldas & nadie

Se metía conmingo Habla poeta todo el mundo



Me decía tranquilo en los warikes más salvajes

Sabían que él era del LLauca & eso es respeto

En el Rímac así como en el LLauca los del Rímac



Un día en Totorita se templó de la negra Concha

& en angustia le vendió los ketes que eran el

Diario para ella Zarandonga su marido lo buscó



Para acostarlo & Vietnam fugó a su New Port

Nunca más volvió a vérsele en el barrio decían

Que un marinero sueco le dió vuelta contra



Las paredes de madera por querer atrasarlo

Con la buena merca de una noche alucinante

¿Quién sabe? Yo sólo lo recuerdo como el



Loco Vietnam de Puerto Nuevo que una

Tarde maldita conversó & chupó conmigo.












BALADA DE JIMMY MARCHENA



Conocí a Jimmy Marchena gracias al loco Alan

Te va a gustar –me dijo- está en tu onda

Porque Jimmy era rock & lucía como un hippie



Un día Alan apareció con Jimmy Marchena

& fui convencido de ir hasta New Port

Por un buen paco de marimba



Citacochana decían esos días la mejor

La que mató a John Lennon sonreía

Jimmy con su chalequito de cuero &



Ribetes andinos peluquita recortada

& elástica caminada blue-jean impe

Cable zapatos de gamuza oh musa



Canta la yerba de New Port & la

Entrada en el carro a la volada

El pase fugaz sin salir del auto



& sin estacionarse raudo por la ven

Tana a ese bozam lo taso & está

En ventanilla dijo Jimmy despacio



Nomás pero no pares & fummmm

Ya estábamos en el barrio roleando

Dos cachitos al compás de Led



Zeppelin Bata Rímac Feria stair

Way to heaven quizá una vez más

Vi a Jimmy Marchena desapareció



Con su posición de loto & estilo zen



       Que me baciló un culo.






Roger Santiváñez nació en Piura, en 1956. Siguió Artes Liberales y Ciencias de la Información en la Universidad de Piura. Obtuvo el bachillerato en Literatura por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ha publicado los siguientes libros de poesía: Antes de la muerte (1979), Homenaje para iniciados (1984), El chico que se declaraba con la mirada (1988), Symbol (1991), Cor cordium (1995), Santa María (2002), Eucaristía (2004), Dolores Morales de Santiváñez (Selección de poesía 1975 - 2005) y Amastris (2007). Y en prosa poética narrativa la nouvelle Santísima Trinidad (1997), Historia francórum (2000), y el libro de relatos El Corazón Zanahoria (2002).

Formó parte de los colectivos La Sagrada Familia (1977 - 79), Hora Zero (1980 - 1981), Movimiento Kloaka (1982 - 1984) y Comité Killka (1989 - 1990)

Desde el 2001 estudia y trabaja en Temple University, Filadelfia, USA, donde actualmente culmina un Ph. D. en Literatura Latinoamericana. Estos poemas forman parte de un libro titulado New Port. Podéis seguirle en el siguiente enlace