viernes, 27 de diciembre de 2013

ANÍBAL CRISTOBO (1)






Aníbal Cristobo nació en Buenos Aires el 1 de septiembre de 1971. Entre 1996 y 2001 vivió en Río de Janeiro, donde publicó Teste da Iguana (Ed. Sette Letras, 1997) y jet-lag (Ed. Moby Dick, 2002). En 2002 publicó, con el subsidio de la Fundación Antorchas, krill (Ed. Tsé-Tsé). Actualmente reside en Barcelona. En 2005 publicó Miniaturas Kinéticas (Ed. Cosac&Naify, São Paulo), libro que reúne su obra poética editada hasta ese momento. Posteriormente, en 2012, publicó Krakatoa (Zindo & Gafuri). Desde el 2012 dirige la editora de poesía Kriller71 (www.kriller71ediciones.com).




KRILL (UNA PERLA)

En el fondo
quise ser el galán de ultramar, cantando
en el navío hundido – con los ojos


ardiendo por el gas verde
y el milagro del pulpo. El balbuceo
de la descompresión
cambió mi suerte, mi habilidad


por el pánico
de las escenas finales. De nada


valió
mi traje azul varsovia
mi peinado de francotirador. “Esta
canción – raya
atravesando la penumbra – se llama perla
de las profundidades, y dice
así.”-







LA ESCUELA MUSICAL DE SAUSALITO

Las partículas de café se precipitaban
por el vaso de leche artísticamente, como la purpurina
que coronaba a las cheerleaders al entrar
al museo. Era el otoño
en que la escuela musical de Sausalito deslumbró al mundo
sin un sólo instrumento. Algunas publicaciones científicas

se mostraron interesadas, prometieron enviar al fotógrafo
que cubría las catástrofes. ¿Mantuvieron que era "una victoria
de la imaginación" y a los rehenes
amordazados en el auditorio? Entre ellos, la mayoría eran
agnósticos y geminianos. Y los hombres
altos, con camisas que denotaban el mesianismo de sus composiciones. La última
se preguntaba "¿Hasta qué número pueden contar los pájaros?" y había sido el éxito
incluido en la campaña presidencial de ese año. Afuera brillaban
los primeros neones de las lencerías, articulando el juego de tu tristeza.-


lunes, 23 de diciembre de 2013

ARTURO CARRERA (1)

















Esos pequeños “no” que vuelven




Esos  pequeños  “no” que vuelven,



Esas series que se pierden.
esas preguntas que en el vacío interrogan
un dolor sin límites:



¿cuál número de oportunas respuestas
tiene ahora, cuando escribe,
para demostrar
que ama?



Los “no”, siluetas del sí.



Y el ciclo de las series,
y el misterio de las separaciones,



y el anhelo de ver en aquel rostro suave,
sólo la sombra que en su impalpable secreto
el beso instantáneo atrae —el incorrecto beso
que casi nos disuelve y sólo nos advierte:



“es realidad el deseo”.



Y es también realidad,
el celo de  pertenecer
a su figura de amores extraordinarios,
a sus movimientos
y a sus éxtasis:



a la variedad  envidiable
que  conoce las instantáneas caras
del tabú o ideal,
filo de la locura. Hilo…



¿Pero de qué pureza hablará
sin la mentira enigmática
de su risa?



¿De qué pasión en la mínima pérdida
ya iniciada en la infancia
como fortuna del dolor?



El narrador en la cabeza
como una vocecita.
La tele en lo abarrotado sin salida.



Me levantaré temprano
(si es que puedo).
Escribiré una carta
(o fingiré escribirla).



cartas... como una señal
ya en sueños reconocida:
como una  indiferencia
saboreada.



la letra como una promesa de “no”
en la fosforescencia genética.



Sin embargo vuelve en las fotos,
en lo más oscuro de la luz:
en su aceitoso expandirse
en la terquedad de nuestro consentimiento
las formas,



del color llamado tiempo. De su abanico obsecuente

(…)

El alma es una voz ya descuidada.



¿Cumplirá con su tarea de separar
el misterio
del cuerpo?

(…)



¿Por qué tan extremado
en esos pequeños “sí”
el reaseguro fugitivo
de los gestos? A saber:



sí al arco iris sereno,
sí a las tercas creencias
de la abeja: a las fuerzas o ilusiones
en la repetición que vuelve
de un asedio sin límites



que vuelve hacia un color,
un sabor,
un indicio de colmos y pasiones
sin remoto puntual.
Y a la ira imprecisa del día,
y a la precisión súbita de las formas
donde el hombre (sin saberlo) resguarda
su esplendor:



El “no” que en lo pequeño estalla

y nos arruina.












Nació en Pringles, provincia de Buenos Aires, Argentina, el 27 de marzo de 1948. Cursó en la Universidad de Buenos Aires estudios de Medicina y Letras.

Libros publicados:
Escrito con un nictógrafo, Buenos Aires, Sudamericana, 1972. Prólogo de Severo Sarduy / Buenos Aires, Interzona Editores, 2005.
Momento de simetría, Buenos Aires, Sudamericana, 1973 / Curitiba, Brasil, Oroboro Nro. 4, Editora Medusa, 2005. Traducción de Ricardo Corona y Joca Woolf.
Oro, Buenos Aires, Sudamericana, 1975.  
Ciudad del colibrí: Osario de enanas (antología poética), Barcelona, Libres del mall, Serie iberica, 1982. Prólogo de Andrés Sánchez Robayna.
La partera canta, Buenos Aires, Sudamericana, 1982.
Arturo y yo, Buenos Aires, Ediciones de la Flor, 1983 / Córdoba, Editorial Alción, 2002. Epílogo de Edgardo Dobry.
Mi Padre, Buenos Aires, Ediciones de la Flor, 1985
Animaciones suspendidas, Buenos Aires, Losada, 1986.
Ticket, Buenos Aires, Ediciones Último Reino, 1986.
Nacen los otros, Rosario, Beatriz Viterbo editora, 1993.
Negritos.  Buenos Aires, Mickey Mikeranno, 1993.
La banda oscura de Alejandro (fragmentos). México, Universidad Autónoma de México, 1993. Prólogo de Jacobo Sefamí.
La banda oscura de Alejandro, Buenos Aires, Bajo la Luna Nueva, 1994 y 1996.
El vespertillo de las parcas, Buenos Aires, Tusquets, Colección “Marginales - Nuevos textos sagrados”, 1997.  
Children´s corner (antología poética), Macerata, Italia, Sestante, 1997. Traducción y prólogo de Alejandro Marcaccio.
Children`s corner, Buenos Aires, Último Reino, 1989 / Buenos Aires, Tusquets, Colección “Marginales - Nuevos textos sagrados”, 1999.
Monstruos, Antología de la joven poesía argentina, Buenos Aires, Fondo de Cultura Económica, Colección Tezontle, 2001. Selección y prólogo.
La construcción del espejo, Buenos Aires, Siesta, 2001.
Tratado de las sensaciones, Valencia, España, Pre-Textos, 2002.
El Coco, Buenos Aires, Ediciones Vox, 2003.
Pizarrón, Buenos Aires, Eloisa Cartonera, 2004.
Potlatch, Buenos Aires, Interzona Editores, 2004.
Carpe diem, México, Filodecaballos editores, INCOCULT, 2004. Epílogo de César Aira.
Noche y Día, Buenos Aires, Losada, 2005. Epílogo de César Aira.
La inocencia, Buenos Aires, Ediciones Mansalva, 2006.
Animaciones suspendidas (antología), Venezuela, Ediciones el otro@el mismo, 2006. Selección y prólogo de Ana Porrúa.
Las cuatro estaciones, Buenos Aires, Ediciones Mansalva, 2008.
Fotos imaginarias con nieve de verdad, México, Apuntes de lobotomía, 2009.
Ensayos murmurados, Buenos Aires, Ediciones Mansalva, 2009.
Fastos, Montevideo, Uruguay, HUM editores, 2010.

Libros en colaboración:
Palacio de los Aplausos, Rosario, Beatriz Viterbo Editora, 2002. En colaboración con Osvaldo Lamborghini.
El libro de la luna, Buenos Aires, El Ateneo, Colección “El Taller del escritor”, 1998. En colaboración con Teresa Arijón y Edgardo Russo.
El libro de las criaturas que duermen a nuestro lado, Buenos Aires, El Ateneo, Colección “El Taller del escritor”, 1997. En colaboración con Teresa Arijón. 
Teoría del cielo, Buenos Aires, Editorial Planeta, “Biblioteca del Sur”, 1992. En colaboración con Teresa Arijón,
Retrato de un albañil adolescente & Telones zurcidos para títeres con himen, Ediciones Último Reino, Buenos Aires, 1988. En colaboración con Emeterio Cerro,

Sus poemas han sido traducidos al portugués, inglés,  francés e italiano e integran antologías nacionales y extranjeras.

Tradujo obras de Michaux, Mallarmé, Maurice Roche, Ashbery, Haroldo de Campos, Agamben, Pasolini y Penna entre otros, y traduce la obra poética de Yves Bonnefoy.
Fundó, junto al dramaturgo y poeta Emeterio Cerro, el teatro de títeres El escándalo de la serpentina. Teatro ambulante de estilo lorqueano que centró su experiencia en la pintura.  Artistas plásticos amigos construyeron el teatrino, los títeres y los fondales. Se editaron pequeños libros reunidos luego en Telones zurcidos para títeres con himen. Las obras fueron representadas en diferentes ámbitos, en el Teatro Municipal San Martín de Buenos Aires y en el Museo Nacional de Bellas Artes en ocasión de la retrospectiva del pintor Antonio Berni. Nucleó, entre otros artistas, a Marcia Schvartz, Guillermo Kuitca, Juan Lecuona, Enrique Aguirrezabala, Alfredo Prior, Fabián Marcaccio y a los músicos Diana Baroni y Claudio Baroni.
Ha sido invitado a leer su obra y dictar seminarios y conferencias en diversas universidades de Argentina y del exterior. Como profesor de Literatura y Poética, dictó cursos en el Abroad Program de las Universidades de Illinois y Carolina del Norte y en la Fundación Antorchas de Argentina. Participó en congresos, mesas redondas, lecturas y lecturas críticas de sus poemas en las universidades de Princeton y Nueva York (EEUU), La Sorbonne Paris 3, Paris 8 Vincennes-Saint Denis, Rennes y Stendhal-Grenoble (Francia), en el Ateneo de Barcelona, Fundación la Caixa de Madrid, Cosmopoética (España), el Centro de Estudios Leopardianos de Recanati y la Universidad de Macerata (Italia), Santiago y Valparaíso (Chile), la Universidad de Mérida, Caracas y Cumaná (Venezuela), San Pablo, Santa Catalina y Río de Janeiro (Brasil), Suecia, Canadá, Uruguay, Paraguay y México.
Ha escrito sobre la obra de artistas plásticos argentinos contemporáneos y colaborado en catálogos de galerías de arte y museos de Argentina y del exterior.

Dirige la colección de libritos clásicos de poesía, narrativa y ensayo “Mate”, editada por Juan Lagomarsino.

Recibió, entre otras distinciones, el Premio Nacional de Poesía Mauricio Kohen (1985), la Beca Antorchas, trayectoria en las artes (1990), el Primer Premio Municipal de Poesía de la Ciudad de Buenos Aires por su libro La banda oscura de Alejandro (1998), la Beca John Simon Guggenheim (1995), el Premio Konex de Poesía (2004) y el Premio de Poesía Hispanoamericana festival de la Lira en Cuenca, Ecuador, por su libro Las Cuatro Estaciones (2009). Y el  2do. Premio Nacional de Literatura-Poesía, por Las cuatro estaciones (2011).
 Funda en 2006 con Juan José Cambre, César Aira, Alfredo Prior y otros artistas amigos ESTACIÓN PRINGLES: utopía que se materializa ahora en la forma de un centro de traductores literarios, posta poética, un lugar de paso y de intervenciones múltiples, una plataforma o escena donde prácticas estéticas dispersas puedan agregarse, articularse y hacerse visibles. Actualmente, ejerce el cargo de presidente.






domingo, 22 de diciembre de 2013

BEATRIZ BOCA

Beatriz Boca (Huelva, 1972) del libro Partes (inédito). Vivió en Londres y París. Actualmente reside en Ciudad de México. No ha editado aún. Hace años dedica su vida a la ayuda de los pobres.


¿A qué poquito arde podemos aspirar?
¿A qué poquito hacer?
Con tanta noche por delante, y nosotros a qué poquito hacer.
Estamos jueves de lluvias y vientos que nos rodean, pero
¿a qué podemos tú y yo aspirar con el poco oscuro
que nos hace? ¿Con el poco que nos damos?
¿A qué partirnos, amor, con este poco?
¿A qué pequeño deseo podemos?
Me guardaré,
Con tanta carne por delante, y nosotros
amor, el que me vienta
¿A qué poquito trozo podemos,
de estar,
amar?
viento, el que me lluvia
Y no nos tengo.
¿A qué poquita
noche
amor,
con este poco?

.